EL RADIADOR PARA AUTOS ES LA PIEZA ENCARGADA DE MANTENER LA TEMPERATURA DEL VEHÍCULO, EVITANDO QUE EL MOTOR SE CALIENTE Y, POR CONSECUENCIA, OPTIMIZANDO SU FUNCIONAMIENTO. REQUIERE DE UN BUEN MANTENIMIENTO PARA UNA CORRECTA FUNCIÓN.

Si el radiador no funciona, se produce un peligroso sobrecalentamiento, que terminan desgastando el resto de las piezas de automóvil. Para un buen funcionamiento del motor de tu vehículo, es imprescindible limpiar regularmente el radiador. La suciedad en este repuesto de autos, produce que aumente la temperatura del motor. Por ello la relevancia de proteger la limpieza de este radiador. A lo anterior, se suma que el renovar el líquido refrigerante por cada tres años.

 

SENCILLOS CONSEJOS PARA LA MANTENCIÓN DEL RADIADOR

A continuación te presentamos varios consejos para darle una buena vida a tu radiador:

  • La mantención de este repuesto, debe realizarse cuando el auto este en frío. Ya que de esta forma no sufras una quemadura. Nunca uses agua muy fría para bajarle la temperatura del motor, puesto que lo puede dañar.
  • Ten presente cada dos o tres meses, el óptimo nivel del líquido refrigerante.
  • Cuando instales un radiador nuevo, debes cambiar también las mangueras y abrazaderas.
  • La parte frontal de la pieza radiador, acumula insectos, suciedad y hojas. Por ello, debes limpiarlo y mantener su óptimo funcionamiento.
  • La mantención de este repuesto, debe realizarse cuando el auto este en frío. Ya que de esta forma no sufras una quemadura. Nunca uses agua muy fría para bajarle la temperatura del motor, puesto que lo puede dañar.
  • Si percibes que, desde la ventilación del aire acondicionado, surge vapor. Es síntoma de que el radiador está desgastado.
  • Si detectas que el piso de tu automóvil está húmedo, es señal que el sistema de calefacción necesita renovación.
  • Al revisar el radiador, hazlo sobre una superficie muy plana. Ya que así percibes alguna decoloración, es síntoma de que está con problemas en su funcionamiento.
  • Al revisar el radiador, hazlo sobre una superficie muy plana. Ya que así percibes alguna decoloración, es síntoma de que está con problemas en su funcionamiento.
  • Por cada 6 meses, debes observar la zona interior de la tapa del radiador. Y detectas grietas en la goma u el metal, es señal de que tienes que cambiar la tapa.
  • Al revisar el tanque de tu radiador, que está compuesto de plástico. Y presencias que posee grietas, es síntoma de que el tanque fallará prontamente. Por lo que requerirá de un cambio de pieza.
  • Si tu auto aumenta su temperatura cuando se enciende al sistema de aire acondicionado. Es motivo de que el panal se encuentra obstruido y requiere del cambio del radiador o de que sea revisado por un taller mecánico.

 

Si sigues estos simples consejos con frecuencia, pronto notarás que tu auto funcionará mejor y te ahorrarás bastante dinero en mecánicos y refacciones. Nos volvemos a leer en otro interesante consejo de mecánica básica para todos.